MEMENTO













Mi padre se murió hace ocho eneros.
El río de las lágrimas expira.
Decir que aún lo lloro… es mentira,
mentir que lo he olvidado es desafuero. 










¿Y el patio con aromas de cedrón?
¿La verde bicicleta en una esquina
de un Banco, resguardada por la encina
en horas de la siesta?  ¿Y la canción-



rozada por el mar de la emoción-
de Strauss en ese viejo tocadiscos,
y el brillo en el Renault, y el muy arisco
latido de un quebrado corazón? 



¿Y el arduo laberinto de papeles
con números y cuentas, los diversos
volúmenes mostrando El Universo,
poblando los gastados anaqueles?








Sus hijos en los mismos escritorios,
andando las idénticas veredas,
gastando los – no sé cuánto nos queda-
en trágicas comedias. Ilusorio


fue el sueño de la única poeta,
vestida con un sayo que le es grande,
desnuda en carne viva que se expande,
queriendo- y no logrando- estarse quieta…


















Las cosas que se fueron, pero aún viven...
debajo de las letras que se escriben.















12 comentarios:

Leda Tos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es cierto. Se puede pervivir en las obras, en las palabras que se escriben y en la influencia que se deja.
Da la sensación, leyendo tu poema, que te dejó influencia, tu afinidad con las letras.
Es un gusto leerte.

el oso dijo...

Cómo me gusta cuando su poesía explora las cuestiones vitales!
En serio!
Besos

Forbidden dijo...

Hermosas palabras para un padre!

Besos!

Juncal dijo...


Preciosas palabras para perpetuar a quien te dio mucho más que una vida...


Allí donde enfocas lo conviertes en belleza, SIL.

Muchos besos.

TORO SALVAJE dijo...

Viven nuestros muertos en las memorias.
Y cada vez se ocultan mejor.

Yo pienso en los míos cada vez menos.
A veces me siento mal por ello pero supongo que es autodefensa cerebral.

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Sil, tu padre habita en ti,en tus genes, en tu entraña y en tu corazón...Siempre irá contigo,aunque el tiempo se empeñe en echar tierra encima...El te acompaña en espíritu y te alienta...La sincronía existe y cuando tú lo recuerdas él sonrie y te mira sintiendo lo inmensa que eres...Siéntelo siempre cerca porque está ahí entre tus letras y tus sentimientos...sonrío.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu generosidad y cercanía...Feliz fin de semana, poeta y amiga.
M.Jesús

Narci M. Ventanas dijo...

Si algo o alguien puede inmortalizar a quienes se han ido son los recuerdos, los sentimientos y sobre todo las palabras, especialmente lo versos hermosos que tú sabes escribir guiada por sentimientos y recuerdos.

Besos

Marinel dijo...

Es absolutamente hermoso, emotivo hasta la médula, cargado de amor, pesadumbre y realidad, no siempre halagüeña y algo pesarosa en sus urdimbres rutinarias, vamos, como la vida misma.

La vida es así:

Llega cuando llegamos, vamos creciendo, ubicando nuestros enseres foráneos e internos, formamos una vida junto a otros,a algunos se la damos...somos su vehículo para llegar a vivir.

Somos familia y luego, un día...partimos dejando rastro de amor u odio, que de todo habrá.

Ver partir a quien o quienes amamos, nos da la certeza de que haremos el mismo recorrido y anhelamos dejar la misma estela de amor que nos dejó.
Aquí es palpable la que dejó tu padre en ti.

Besos muchísimos, preciosa amiga.

Marcelo dijo...

Mi reacción es positiva, borgeana (borgeana vos)

SIL dijo...

Gracias por los comentarios y por leer y por todo a tod@s...



Este poema es mi vida entera...


¨Sus hijos en los mismos escritorios,
andando las idénticas veredas...¨


=)



Besos millones.

Pedro Aros Castro dijo...

Se puden ver claritas.!Que bello poema Sil, como inspiras
un abrazo
cariños

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: