CLARO COMO UN CRISTAL

-
-
-
-
-
-
-
-
-


"Los poemas son botellas al mar que por ahí llegan a la playa de un alma"
JUAN GELMAN
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-


I
Tu respuesta fue un cristal
tan límpido como el cielo
y tan sólo mi recelo
pudo leerlo tan mal.

Supongo que un yerro tal
sólo encuentra su perdón
en un pobre corazón
que aún guardaba la esperanza,
(pero con eso no alcanza)
para salvar el baldón…


II
Te expediste en tiempo y forma
y con letra grande y clara,
ninguna excusa me ampara,
y tu silencio es la norma

que el ¨no sé¨ en un ¨no¨ transforma
que yo no supe leer,
y que he podido entender
esta tarde de verano
que me soltó de la mano
mi tan ciego proceder.


III
Voy a cumplir la sentencia
que a perpetua ha condenado
tu recuerdo más sagrado,
y voy a aceptar tu ausencia

con idéntica indulgencia
con que el mar le acepta al sol
despojarle su arrebol
para que nazca la noche,
sin el mínimo reproche,
renunciando al tornasol.


IV
Tu respuesta fue un cristal
tan límpido como el cielo
y tan sólo mi recelo
pudo leerlo tan mal.

El silencio...  es un cristal
que corta de a poco el aire,
que se convierte en desaire,
y con el tiempo,  en cenizas
que dispersa cualquier brisa
con resignado donaire.


V
Quizás algún día llegue,
ceniciento, sin que adviertas
su presencia, hasta tu puerta
mi antiguo amor y te entregue

esta caricia sin voz,

y sientas una morriña

generosa, dulce, niña


(como un regalo de Dios…)


 Y así, en silencio también,
tu corazón, que hoy me niega
lo que más deseo, pueda  


cobijarme en el Edén.



















Quizás algún día llegue...





















13 comentarios:

Marinel dijo...

Para entonces,posiblemente ya sea tarde
para quien no supo apreciar ese tu amor.
Beso grande.

SIL dijo...

El Paraíso es- en teoría- sin tiempos...

Pretender un pedacito de Edén tiene su altísimo costo, Marinel.


Beso re grande :)

TORO SALVAJE dijo...

Tú no haces caso de las sentencias.
Apelarás, recurrirás y si hace falta la quebrantarás.

Besos.

SIL dijo...

Uy, me hice la fama y no me queda otra que echarme a dormir.


Sí, soy poco creíble.


Coincido. :D


Besos, Torito.

andré de ártabro dijo...

Precioso poema con raíces que enlazan maravillosos cuartetos del Siglo de Oro español. No sé por que me parece que ya has estado en el Edén.
Un abrazo.

SIL dijo...

Quizás estuve... sí...



Gracias, André. Sos muy generoso conmigo.


Abrazo inmenso.

Edu dijo...

Soñar con un viaje al paraiso, soñar con el amor y me erizo. Saludos.

SIL dijo...

Es un sueño sublime, cierto...?



Besos, Edu.

Juncal dijo...


Dicen que no se añora lo que no se conoce.
Dicen y lo hacen con toda lógica.

Extrañar ese edén es haber conocido la transparencia. ¿De qué forma podría viajar el sueño de recuperarlo, si no es en puro cristal ?

Qué llegue, SIl !!
Qué regrese a donde nunca debió dejar de estar.

Besos

Narci M. Ventanas dijo...

El silencio es un cristal
que nos corta hasta el aliento
y las ganas de soñar.

Besos

SIL dijo...

Ojalá, Juncal...

Estoy monotemática otra vez,
¿tendré que borrar de nuevo todo el blog?

=)


Beso grande.

_________________



Cierto, Narci,
las ganas de soñar, lo primero que nos corta, y las alas también.


Besos

____________________

MAJECARMU dijo...

Sil,el silencio duele...cuando es tan claro como el cristal,pero ese cristal también refleja el sol y la lluvia,que nutren y alientan...y tú sigues mirando ese cristal,que es luz y vida,aunque a veces hiera...Vemos tu reflejo en el cristal a través de tus nítidos y esperanzadores versos,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo.
Feliz martes,Sil.
M.Jesús

SIL dijo...

Sí.
El cristal tiene muchos y contradictorios atributos...


Abrazo, mil gracias, M. Jesús.

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: