LA REVELACIÓN


















Blogger le hizo creer que existía el amor.
Twitter,  que llevaba la verdad consigo.
Facebook, que tenía montones de amigos
y que era posible otro mundo mejor.


La imagen primando ante la juglaría,
la foto elegida en un cendal de humo,
detrás de la cual no se advierten los grumos
del pobre y falaz mester de paganía.  


Incauta fue aquella que en un monitor
se vistió de seda y de literatura,
como si en la arena de esa cuadratura
un genio pudiera curarle el dolor.


¡Confundir alquimia con puras cenizas!
No hay zapato alguno sobre la escalera.
No hay conejos blancos dentro la chistera.
Y un dios implacable se muere de risa.


Para una mentira no hay nada más sano
que el sol en la cara una manaña fría,
denunciando al mundo esa melancolía
que lleva la escueta verdad de la mano.


La verdad desnuda, sin peros, sin ropa,
con el paso firme sobre la explanada,
renunciando al vórtice de la pavada,
vaciando de un solo puntapié la copa.


¿Y ahora…? El trago:   amargo y adverso,
pero necesario y legitimador.
Tratar de enmendar -como sea- el error,
y apostar el alma a enaltecer los versos. 









Ha ignorado al Ángel, no atendió sus dones,
que el Numen la olvide, que Dios la perdone.











8 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Sil, el ángel se lo pasa divino contigo...mientras Dios sonríe y espera el próximo poema...Una gozada como siempre,poeta y amiga.
Mi abrazo inmenso y mi ánimmo siempre.
M.Jesús

andré de ártabro dijo...

Ni la tantas veces calidez de blogger
Ni la alquimia de Twitter ni los numerosos contactos de Facebook pueden transmitir el color , el sabor y calor de tus versos y a hacer por ti "todas las apuestas"
Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No creo que haya un dios implacable muriendose de risa. Más bien diría que hay un dioses vigilados por diosas implacablemente celosas, que no los dejan acercarse a los mortales.
Otro producto de la asociación de ideas.
Me gustan los versos que nos permitis leer, a quienes pasamos por aca.
Me gusta como están rimados los versos.

Juncal dijo...


Apostar el alma a enaltecer los versos.

Dudo mucho que la poesía, que es sentimiento, disponga de una cara A para los enaltecidos y una B para los arrepentidos.
Todos llevan el sello del momento y la garantía de la compañía que los edita : tus propias emociones.

Besos SIL

TORO SALVAJE dijo...

Y tras el silicio: LA NADA.

Besos.

PMPilar dijo...

los mester(es) de paganía
con cuantos otros al Blogger le rindan su(s) pleitesías

Oh, Sil
el mundo blogger atento.

Un abrazo

SIL dijo...

Gracias por leer y comentar todas estas cosas, la fidelidad de Uds no tiene precio para mí,
los que me conocen lo saben
y los que no, lo intuyen.



OTRO SÍ DIGO:

Eso del trago amargo y adverso sonó como el de la cicuta.

Si en la próxima foto salgo azul, ya saben...

De cualquier manera, sólo sé que nada sé.



:P



Estoy muy mala onda últimamente.
Prometo mejorar.


=)




Muchos besos a tod@s.

Narci M. Ventanas dijo...

El amor lo prefiero con piel; la verdad sólo es válida si la dictan el alma y la razón; los amigos que sean pocos pero ciertos; y de los mesteres me quedo con el de juglaría y ... con el tuyo.

Besos

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: