TU ISLA PERDIDA








I


Hay un reino.

No es La Meca ni Macondo,
ni el Olimpo, ni el Edén de un dios histrión,
ni la Atlántida perdida en lo más hondo
de la hipótesis marina de Platón.


Ese sitio no figura en ningún mapa
y del más fino radar también se escapa.





II


Hay un reino.

No es la Tierra Prometida,
ni la Torre de Babel, ni Ciudad Gótica,
ni el Infierno imaginado en esta vida
por el Dante y su divina pluma utópica.


Esa isla nunca juega en los Mundiales,
y no tiene voz ni voto universales.





III


Ese pueblo

no es el mítico paraje
donde Borges vio nacer al Inmortal,
ni tampoco es el jardín donde el linaje
de Chuang-Tzu soñó su duda existencial.


En sus piedras no está el fuego ni está el brillo
donde Tolkien se atrevió a fundir su anillo.





IV

Esa playa,

con los vientos a favor,
fue el lugar donde jactados de osadía,
sobre arena, como tigre y gladiador,
nos cruzamos en combate, vida mía…





Esa isla

fue una lid muy reservada,
donde fuimos a chocar nuestras espadas.
Y también el punto exacto en que topamos,
empujados por dos ángeles sin alas.


Fue una especie de sendero bifurcado
en jardines de una fábula borgeana.




V

Ese pueblo,

que me dio vida en la muerte,
que selló besos herejes y caricias,
que cambió en un giro mágico mi suerte,
que me dio frutas jugosas y delicias,


que fue magia, luz, remedio, paz, salida,
que le dio cinco sentidos a mi vida,





VI


de un mal día para el otro, se borró,
porque sí, porque no sé, porque quién sabe…
Hay sospechas de que nunca preexistió,
hay teorías que en ninguna mente caben.


Alguien piensa que tu propia voluntad
lo ocultó de mis radares ¡sin piedad!





VII


Esa playa, que no sé ya dónde queda,
esa arena donde yo dejé mi nombre,
ese pueblo que las brújulas me vedan,
ese sitio, ignorado por los hombres,


guarda airoso - bajo un mármol invisible -
la poesía de este amor inmarcesible



y si un día, ves crecer flores preciosas
en jardines donde no has sembrado nada,




como un último blasón por mi cruzada…



concedeme la autoría de sus rosas. 

























concedeme la autoría de sus rosas




























29 comentarios:

Marinel dijo...

No hay nada ni nadie-por célebre que sea o fuere- que pueda comprender, ni firmar, sellar o lacrar los sentimientos sembrados en la orilla de la playa del amor...
De esto sabes tú más que nadie, de ahí que poetices con tanta maestría y oleaje...
Besos muchos, poetisa.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Creo que esos lugares sólo existen para dos personas y que dejan de existir, cuando algo se termina.

Está claro que las rosas son de tu autoría. Sin ninguna duda.

Es un poco distinto este nuevo diseño. Será cuestión de adaptarse.

TORO SALVAJE dijo...

Ese sitio y ese tiempo están dando vueltas por el universo.

Quizás si una noche clara de verano miras al cielo verás ese sitio cruzando el firmamento.

Besos.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Sil, impresionante tu poema, amiga...Tus versos siguen sembrando flores en un lugar mágico e inolvidable para ti, que sin duda existe y existirá siempre, porque es tu propio sentimiento...humano y casi,casi divino.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu constante inspiración y buen hacer, poeta.
M.Jesús

bardo dijo...

Tu búsqueda del ideal escenifica tu lírica, no hay medida de tiempo y espacio cuando los deseos se vuelven enigmas. Tu poesía una fuente de misterio que te eleva.

Buenos días, Sil.

Juncal dijo...


Un poema que destroza aquel " al lugar donde has sido feliz, no quieras tratar de volver "
Lo que nos cautivó tira de nosotros con tanto magnetismo que ( tú misma lo dijiste )convierte nuestra realidad en un continuo intento de regreso al futuro.

Besos, niña.
Pd
Esperemos que en ese mañana, aquellos ángeles repitan el empujón con el ímpetu exacto para topar contra el abrazo del perpetuo presente ...

Rainbow dijo...

Nunca pierdas la esperanza, preciosa!

María Socorro Luis dijo...

Ay, Sil, por favor, que ya no se puede decir mas de tu poesía, de tu ingenio, de tu maravilloso ritmo...

Esa isla existe; está en esa realidad-otra de tu maravillosa mente.

Milesdebesos

SIL dijo...

Ja !

Existe, existe...



Besosinfinitos SOCO !

SIL dijo...

Rainbow


Y... se hace lo que se puede, viste...



Besos

SIL dijo...

Lo destroza, quizás, pero no logra refutarlo en esencia, Juncal de mi corazón...


<3


Mil besos.

SIL dijo...

Cierto, Bardo.

El tiempo y el espacio ya no se pueden cuantificar.


Más besos.

SIL dijo...

Bueno, M. Jesús, sembrar hemos sembrado...

Andai saber si han florecido.


=)



Gracias ¡muchísimas !!

Abrazo grande. :)

SIL dijo...

Voy a mirar con más atención, Toro de mi alma.


=)



Besos.

SIL dijo...

Demiurgo

Tu teoría es más que válida. =(

Lo del cambio de plantilla es porque estoy aburrida de renegar con la otra.

Si esto no se resuelve, vuelvo a la Olivetti, mirá.


=D


Besos muchos.

SIL dijo...

Nada ni nadie, Marinel.


Amén.


=)



Besos muchos.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Que decir ... que me conmueve ? fue dicho, que me llega al alma ? también ... y así una tras otras tus letras terminan con los adjetivos, solo recuerdo una frase que leí vaya uno a saber por donde, y dice algo así ...

"¡Adiós! ¡Adiós! ¡Te amaré siempre! al menos eso creo en este acto.

Por eso desde ahora, abandono la virtud."

Un cariño inmenso POETA.

Juan

Narci M. Ventanas dijo...

Rosas, versos, poemas, tu mundo, tu alma, el sentimiento, la nostalgia, la búsqueda..., todo tuyo, sin lugar a dudas, inigualable, inimitable e insustituible.

Besos

Norma Ruiz dijo...

Sil:
Ese lugar existe, porque hubo pertenencia.
Está claro que las rosas son de tu autoría.
Brillantes versos Damita.

Sombra Gris dijo...

Si duda ...autoría de las rosas concedida ...asi como el cum laude a la sensibilidad fermosa, la dulzura iridiscente y el mas tierno manojo de tréboles...porque si poesía es bella, aún más bello lo es tu corazón...un abrazo apretao y un beso con el calor de la amistad sincera...Me encanta ver como lo llenas todo de poesía y sentido...

SIL dijo...

Juan, me ha encantado esa cita que trajiste.

Cifra el poema.


Abrazo sin fin, mi gran amigo.

SIL dijo...

Narci, son demasiado grandes esos adjetivos.
Yo diría que le pongo onda...


Muchos besos, sol.

SIL dijo...

Existió.
No sé si habrá rosas... pero existió Normita.



Más besos, vecina =)

SIL dijo...

Eyyyyyyyyyyyyyy !! Alfonso:


Abrazo para vos, INCONDICIONAL.


el oso dijo...

Algo me dice que esa concesión solicitada es preexistente.
Besos

SIL dijo...

Néstor Darío:

Habrá que confiar en los dichos de ese algo...


Besos.

Amapola Azzul dijo...

Qué bello lo que has escrito SIL, enhorabuena.

maravillosas rosas

Gracias.

SIL dijo...

Muchísimas gracias !!!


Besos !!!!

bardo dijo...

Sinceramente...¡PRECIOSO!

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: