PARTE DIARIO








Lejos están los ríos, los volcanes, 
el sugerente ruido de la lluvia, 
el deseo del mar, la luna rubia
de una imposible noche nuestra. Panes


y peces que agonizan, rotos, magros, 
esperan en canastas sin bonanza
la mano que devuelva su esperanza, 
el signo que depare algún milagro.




Atardece, mi amor... Sobre los tallos
las flores se resignan sin encono
a la evasiva luz, al abandono 
errático y fatal del postrer rayo. 












No me resigno yo.  Nunca firmé
un pacto con las sombras. 

Ni lo haré.



















Pero atardece, mi amor.


































Atardece...





















9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No te resignes.
Y si en vida no lo consigues intenta que os entierren juntos.

:P

besos.

Juncal dijo...


Un postrer rayo que corta; SIL, otro milagro que se esfuma ...
Y pasan de largo los días.

Un beso

miguel ángel bruno dijo...

¡Bello, hermoso poema Sil!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy sentido poema. Aunque mereces que los versos te los escriban a vos, que pierdan el sueño por tu causa.

Mª Jesús Muñoz dijo...

La mente grita...¡¡Atardece!! Y el corazón sigue abriendo amaneceres...Lo sé por experiencia, amiga...Te comprendo perfectamente.
Mi felicitación por tu constancia,tu sentimiento y tu amor a las letras.
Mi abrazo grande y mi cariño siempre, Sil.
M.Jesús

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Una vez más...hermoso, con un atardecer entre líneas y seguramente preparándose para un nuevo amanecer.

Es bueno no hacer pactos con las sombras, no son leales, si te escapas de ella, te seguirá, y si la sigues nunca la alcanzarás.

Siempre es mejor pactar con la poesía, pactar con estos poemas, que suelen salir a caminar por los sentimientos en el atardecer, y siempre, absolutamente siempre muy cerca tuyo.

Un cariño inmenso POETA

Juan

Marinel dijo...

Ay corazón que in-resignada te hallo...
Eso es que hay amores irrefutables, transgresores, inviolables...en definitiva::
Eternos.
Así, como el tuyo verseado.
Besos miles, poetisa.

María Socorro Luis dijo...

Como siempre tus sonetos son de cinco estrellas. Con esa luna rubia incluída.

Delicioso, Sil, como tú

Abrazo, decasiprimavera

Pedro Aros Castro dijo...

Las flores saben que de nuevo llevará la luz y serán bañadas por su calorsaludos Sil
un fuerte abrazo
cariños

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: