UNA CONCLUSIÓN











Se trataba de ser un poco más valiente,
un poco más humana, un poco más sincera
que el facsímil sin luz de una estatua de cera,
que la máscara gris de una oscura vertiente.




Se trataba de hacer silencio y no reflejos, 
y no ramas filosas con el árbol caído,
y de darle a las horas un poco de sentido
sin santo inquisidor nublando los espejos. 




Se trataba quizás de ponerle a la vida
más permisos que trabas, menos piedras molestas
entre el paso primero y la última cuesta, 
entre el propio dolor y la clara salida. 




Se trataba de ver más allá de lo raudo, 
más acá del precepto, no teniendo en la palma
el dictamen feroz que se imponen las almas 
que se queman con nieve entre tantos recaudos.











Se trataba quizás de tentar a la suerte
y no morirse en vida por temor a la muerte…




















12 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No soy un robot o tal vez lo sea sin saberlo, pero uno a que le gusta leer tus versos.
Y no me arrepentiré de lo que escribiré, dejando mis impresiones.
Hay veces en que hay tentar a la suerte. Y vencer las trabas.

Besos, mi querida SIL.

TORO SALVAJE dijo...

Resucítame.
Anda.
Sé buena.

Besos.

Juncal dijo...


Se trata, SIL, no se trataba ... que no ha concluido tu tiempo
Bonitas letras, precioso análisis.

Besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me encanta la foto.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Y lo has conseguido Sil, eres más valiente y más humana y te has arriesgado tentando a la suerte, porque la vida nos llama y hay que ir a su encuentro.
Mi felicitación por la consciencia y generosidad que nos dejas. Mi abrazo de luz y mi cariño, amiga.
M.Jesús

Sombra Gris dijo...

DE eso se trataba...y de vivir ...viviendo...tus palabras vibran y viven tan hermosamente como el corazón que las cobija...Besos

Amapola Azzul dijo...

No morirse en vida.
Besos.

Marinel dijo...

Se trataba de vivir, a ser posible sin miedo...de ir subiendo y bajando, hasta incluso aleteando para tomar fuerza y salirle a la cara al tan temido dolor...
Y sigue tratándose de eso, pero si se sabe que hay que ser valiente...
A por ello.
Besos, poetisa.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

De regreso mi poeta preferida.

Habitualmente lo que se hace es el resultado no solo de lo que pensamos, sino lo más grave que también de lo que sentimos. Y cuando nos encontramos ante eso, no todos tenemos la maravilla de escribir como lo haces vos, sin fisura alguna y con el corazón en la mano.

Claro y hermoso.

Un cariño SIL

Juan

bardo dijo...

Tu poesía ha entrado al encuentro de la "tercera fase"

-TE VAS A SALIR DEL MUNDO.

Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


Bellísimos cuartetos, Sil. Bellísimo el mensaje que transmite.

Siempre, magnífica. Abrazo detenido, poeta

Narci M. Ventanas dijo...

Sobre todo se trata de eso, de no morirse en vida por temos a la muerte, pero en fin, mientras sentimos..., aunque sea miedo, es que seguimos vivos ¿o no?

Besos

¨ En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨ (J.L.B.)

¨  En nuestro amor hay una pena que se parece al alma.¨   (J.L.B.)
Silvina Grimaldi Bonin (ARG)

Son lectores de esta página: